Buuufff Núria, me vuelves loco!!!

escort de lujo en barcelona (2)Lo que más me seduce de esta experiencia vocacional que es para mi el mundo de la prostitución son los momentos mágicos que me proporcionáis. Mi filosofía sobre el sexo y la vida me lleva a entender cada contacto como un instante único donde cada persona y cada situación me lleva a compartir experiencias singulares.

Era una calurosa tarde de agosto. Quedé con León en una pequeña cafetería para conocernos antes de desplazarnos a unos apartamentos. Esa tarde me sentía especialmente caliente y excitada. El encuentro con León fue diferente. Congeniamos pronto, la empatía y la sensualidad fluyó con rapidez y sorbo a sorbo vaciamos las tazas de café mientras en sentido contrario crecía el deseo.

Con el último sorbo saltó la chispa: “Me excitas Núria. Tengo la polla tan dura que no se si podré resistir hasta el apartamento¨ Sus palabras excitaron mis neuronas, mi deseo y la Núria más singular: “eso tiene fácil arreglo…delante tenemos un lavabo y podríamos tener un primer asalto¨ Sus dudas sobre la idoneidad del lugar no enfriaron mi animal sexual. En mi mente sólo sentía deseo: “No te preocupes el coche es más íntimo”. Su mirada me describió todos los colores de la excitación y por debajo la mesa, con la punta de los dedos de mis pies, sentí todo la dimensión de su deseo.

En agosto ciertos barrios de Barcelona son un erial libre de personas y vehículos por lo que solo entrar en el vehículo no pude contener el deseo de sentir su polla, durísima, en mi mano acariciándola por encima del pantalón. Sé que, a veces, el deseo me descontrola y ni cuando León dijo: “Déjalo nos van a ver” pude frenarlo: “Arranca. En la calle de abajo hay un parking. Deseo que te corras en el coche”. 

“Buuuufffff Núria, me vuelves loco!!!” Fue su única respuesta y rápidamente se dirigió al lugar acordado. Estaba absolutamente mojada y ya no podía reprimirme. Mientras que con una mano acariciaba mi sexo con la otra desabrochaba sus pantalones y sentía, por fin, su polla caliente en mi mano. Entró precipitadamente en el parking, busco un lugar discreto donde aparcar, detuvo el coche y por fin pude lanzarme sobre él, besar su polla, chuparla suavemente y hacerle un paja lenta, suave y sensual hasta que León se corrió en mi boca y me dijo unas palabras que nunca olvidaré: ”Gracias Núria, me has hecho volver a sentir la locura del deseo”

@NuriaGlamEscort…sígueme

Save