Recuerdos del MWC 2016, deseos para el MWC 2017

Buenos días Nuria,

se acerca de nuevo el Mobile World Congress 2017 y tengo la oportunidad de regresar a la maravillosa ciudad de Barcelona. El MWC me lleva a recordar nuestro encuentro del año pasado cuando disfruté contigo una increíble Girlfriend Experience (GFE).

A mi memoria viene tu clase, tu distinción y el saber estar que me obsequiaste en la cena de negocios que compartimos. Pero no puedo dejar de pensar en el final de fiesta de sexo y placer que disfrutamos.

No pude resistir quedarme embobado al ver tu culo y recuerdo tu espontaneidad al preguntarme:

-¿Te gusta mi culo?

-Me fascina, me encanta,

-Follámelo

Tus palabras actuaron como un resorte para mi polla y para mi deseo. Me lancé en busca de tu trasero, recorrí tu espalda con mi lengua hasta llegar a tu culo donde hundí mi cabeza en busca de tu placer. Me fascinó sentir como, mientras mi lengua recorría tu ano y tu sexo, enloquecías de placer y me lo transmitías con pequeños movimientos y suaves gemidos.

Lenta y suavemente sustituí mi lengua por mis dedos que acariciaban, relajaban y dilataban tu esfínter. Me encantó follarte el culo con los dedos mientras lubrificaba tu ano. Sentía tus labios contra mis labios, tu cuerpo contra mi cuerpo mientras te retorcías de placer y de deseo.

-Ahora quiero tu polla dentro

No se si fue un deseo o una orden pero era indiferente. Te recuerdo  de cuatro patas y suavemente te penetré. Me fascinó la sensación de ir abriendo delicada y cuidadosamente puertas con mi polla, de sentir como tu esfínter se iba abriendo y cerrando para dar paso a mi polla. Me volvió loco oir tus gemidos de placer y como perdiste el control culeando salvajemente hasta sacar de mí hasta la última gota de leche.

Tras caer rendido, continué acariciando en silencio el culo más fascinante que he acariciado jamás. Ese recuerdo, ese placer, ese deseo es lo que me ha llevado hoy a ponerme en contacto contigo para poder agendar una cita para estos días en que estaré en el MWC de Barcelona. Ya sabes, tal como te dije el año pasado, yo no busco una escort para pasar la noche si no que deseo una acompañante de lujo con quien disfrutar una velada especial de inteligencia, placer, sexo y morbo.

Walter